En ContentKing monitorizamos miles de sitios web y millones de páginas web a diario. Como podrás imaginar advertimos posibles desastres SEO cada día pero, por suerte, ContentKing está ahí para ayudar a sus usuarios a evitarlos. ¿Cómo lo hacemos?

Proporcionamos a nuestros usuarios un resumen actualizado de los problemas y de los cambios que aparecen en sus sitios web. En el caso de detectar uno mayor relevancia, nos encargamos de notificárselo a nuestros usuarios de forma inmediata
Aquí tenemos algunos ejemplos de los desastres que fuimos capaces de evitar, así como de otros que cogieron por sorpresa a propietarios de sitios web que aún no contaban con los servicios de ContentKing.

1. La canonicalización que salió mal

En este caso, el problema era la cantidad de contenido duplicado en un sitio web. Para solventarlo decidieron añadir una URL canónica.
Sin embargo, hubo un pequeño problema, y es que la URL canónica hacia la página de acceso fue añadida en todas y cada una de las páginas web. ¡Ups! El resultado fue que ya ninguna de las otras páginas aparecía en los resultados de búsqueda.

La canonicalización que salió mal.
La canonicalización que salió mal.

Para arreglar esto, las URLs canónicas fueron actualizadas y las páginas que causaban contenidos duplicados fueron canonicalizadas a páginas individuales, mientras que se estableció una URL canónica autoreferenciada para el resto de las páginas.

Esto tardó en descubrirse 3 meses enteros y para entonces el 20% de las páginas habían sido eliminadas de Google y el tráfico orgánico de había desplomado un 40%.

Este fue el ejemplo clásico de un desastre SEO. Para asegurarse de que se detectasen estos problemas inmediatamente, el propietario del sitio web se unió a ContentKing y configuró el sistema de alertas.

2. Problema con la metaetiqueta robots

Por normal general, los sitios web en fase de desarrollo no deberían ser indexadas. El propietario de esta web era consciente de ello y por lo tanto había desarrollado la metaetiqueta robots: <meta name ="robots" content="noindex, nofollow">. Hasta aquí todo bien.
Cada lunes realizaban el release del sitio web y funcionaba bien …casi siempre.

Sin embargo, el último release no salió como esperaban ya que la metaetiqueta robots encargada de impedir la indexación de la página web en desarrollo fue accidentalmente utilizada en el sitio web de producción. Esto viene a ser equivalente a decirle a los motores de búsqueda: ¡Aquí no hay nada que ver, amigos! ¡Adelante, borrad todas mis páginas web!

Problema con la metaetiqueta robots.
Problema con la metaetiqueta robots.

El tráfico orgánico cayó un 30%. Su agencia se involucró y al principio creyeron que se trataba de una penalización de Google a su cliente. Solo después de una rigurosa y lenta investigación fue cuando descubrieron que la causa del problema había sido la metaetiqueta robots.

Errores como este no son fáciles de detectar por el ojo humano. De hecho, tuvieron suerte de no haber utilizado el encabezado HTTP X-Robots-Tag, ya que de haberlo hecho hubiera sido incluso más difícil descubrir el problema.
En este caso, el desafío era encontrar el problema. Una vez encontrado, solucionarlo simplemente se conseguía reajustando la metaetiqueta robots para volver al estado del principio.

Justo después de que este desastre saliese a la luz, el propietario de este sitio web decidió unirse a ContentKing e instalar el sistema de alarma que alerta de cambios en la web. Además, los lunes tras cada release, monitorizan todos los cambios que se han producido en la página durante la semana. Por último, retransmiten los cambios en una televisión de 46 pulgadas en la oficina de manera que todo el mundo puede ver rápidamente si ha habido algún error.

3. Metadatos borrados

El propietario de este sitio web tenía una web Magento que debía ser actualizada tras haber utilizado un parche de seguridad. Por lo tanto, su plugin SEO también tenía que ser actualizado. El plugin SEO permite definir títulos y meta descripciones utilizando plantillas, a la vez que permite cambiarlos individualmente.

¿Cuál fue el problema? El propietario no pudo actualizar el plugin, por lo que los programadores tuvieron que eliminarlo y añadirlo manualmente. A estas alturas, los metadatos originales habían desaparecido ya que el plugin SEO había sido totalmente eliminado y por defecto, el plugin SEO mostraba contenidos como:

Metadatos borrados

Esto significaba que ahora los títulos y meta descripciones de más de 40.000 productos y categorías habían sido reemplazados inmediatamente por contenidos sin sentido.

En este caso, el propietario de esta web ya utilizaba ContentKing que, por suerte, pudo detectar este enorme cambio al instante.
Para solucionar esto, los metadatos se reajustaron a como se encontraban inicialmente y un enorme desastre SEO, que había sembrado el pánico, se pudo evitar.

¡Os podréis imaginar el alivio del propietario cuando lanzamos la función de alerta para detectar grandes cambios y problemas en sitio web! Ahora simplemente se dirige al Historial de cambios cada mañana para echarle un vistazo a pequeños cambios y problemas y así mantener su sitio web en buen estado.

4. El redireccionamiento que salió mal

Cuatro sitios web funcionan en varios idiomas. Viernes, 5 de la tarde. Uno de los programadores lanza una actualización para añadir algunas redirecciones tipo 301 y se abre una cerveza para celebrar el fin de semana. Sin embargo, en lugar de que todo saliese según lo previsto, el cambio de redireccionamiento causó que los sitios web dos, tres y cuarto redirigiesen al sitio web uno.

El redireccionamiento que salió mal.
El redireccionamiento que salió mal.

Como resultado, la redirección 301 señala que el contenido ha sido movido de manera permanente a otra localización. ¡El programador acababa de fusionar los cuatro sitios web en uno!

Este desastre SEO llevó a la pérdida del 95% del tráfico de los 3 sitios web afectados por el redireccionamiento. El lunes por la mañana cuando el manager de marketing digital accedió a ContentKing y vio el problema informó inmediatamente a sus programadores.

Para arreglarlo el programador revirtió los cambios en el redireccionamiento, afortunadamente antes de que los motores de búsqueda procesasen estos cambios. Si se hubiese tardado más en corregir estos cambios, la situación podría haber sido mucho peor.

Para prevenir que esto ocurra otra vez, el propietario de la web instaló los avisos de ContentKing para todo el equipo, y ahora el manager de marketing digital tiene la pantalla de Eventos abierta todo el rato en la segunda pantalla de su ordenador.

5. El lanzamiento del sitio web que salió mal

Tras meses de duro trabajo, se lanza un nuevo sitio web. El nuevo sitio web tiene una URL diferente al antiguo. Todo el mundo está de celebración y el propietario de la web se pasea repartiendo tartas a aquellos que han contribuido en el proyecto.

La migración de las URL se había preparado, sin embargo nunca se llegó a llevar a cabo.

El servidor web no puede encontrar lo que has preguntado.
El servidor web no puede encontrar lo que has preguntado.

Tanto usuarios como motores de búsqueda comienzan a encontrarse con páginas de error 404 y, para empeorar las cosas, la redirección no pasa autoridad desde la URL antigua a la nueva.

Esto desencadenó una pérdida masiva de tráfico e ingresos. Además, los clientes empezaron a escribir correos electrónicos y tuits donde se quejaban de las URL rotas, lo que llevó a una mala publicidad.

Por suerte, los programadores ya habían preparado la migración de las URL, por lo que la pusieron en marcha en cuanto se dieron cuenta del error.

Al propiertario del sitio web le tocó aprender por las malas. Tras el incidente creó una lista de control para seguir al hacer releases, tanto grandes como pequeños. Además, se unió a ContentKing e instaló los avisos para grandes cambios en el sitio web.

Conclusión

SEO es como una competición de Fórmula 1. Tu competencia va justo por detrás de ti. Un solo error y te adelantan, y si este error es muy grande puede que acabes perdiendo la carrera y empezarás el último en la próxima.

Los desastres SEO pueden ocurrir, este es un hecho con el que tenemos que vivir. Cuando se trabaja con personas los errores ocurren, esto es algo que no se puede cambiar. Lo que sí se puede cambiar es cómo actuar frente a estos errores para prevenir que se conviertan en desastres.

Steven van Vessum
Steven van Vessum

Steven es el Director ejecutivo para clientes en ContentKing; lo que que significa que tiene a su cargo todo relacionado con los clientes y con el inbound marketing. Esto es justo lo que más le gusta: mejorar el posicionamiento de sitios web y hablar del inbound marketing.

Comenzar tus 14 días de prueba gratuita

Comience en tan solo 20 segundos

Ponga un nombre de dominio válido, por favor (www.ejemplo.es).
  • No se requiere ninguna tarjeta de crêdito
  • No hay que instalar nada
  • Sin compromiso